Insertar la tarjeta SIM en un Samsung Galaxy S9 es crucial si desea usar su teléfono inteligente. De hecho, la tarjeta SIM le permite a su Samsung Galaxy S9 tener la capacidad de conectarse a la red telefónica y así hacer llamadas telefónicas. Sin embargo, en caso de que acabes de descargar tu Samsung Galaxy S9, no es necesariamente fácil saber cuál es la técnica para colocar la tarjeta SIM. Es por eso que decidimos escribir este artículo. Primero descubriremos los pasos a seguir antes de insertar la tarjeta SIM en el Samsung Galaxy S9. Veremos más adelante la técnica para insertar la tarjeta SIM. Finalmente, veremos qué tipos de tarjeta SIM.

Qué hacer antes de poner la tarjeta SIM en el Samsung Galaxy S9

Antes de intentar insertar la tarjeta SIM en el Samsung Galaxy S9, es fundamental comprobar dos o tres cosas. En primer lugar, te recomendamos que apagues el Samsung Galaxy S9 antes de insertar la tarjeta SIM. También le recomendamos que verifique que el modelo de tarjeta SIM que tiene coincida correctamente con el modelo de su teléfono inteligente. De hecho, se pueden encontrar varios tipos de tarjetas SIM y un teléfono inteligente es compatible con un solo modelo de SIM. Consulte la última parte de esta guía en caso de que desee más información. Por último, si la ubicación de la tarjeta SIM de su Samsung Galaxy S9 está en el costado, le recomendamos que use un alfiler o una herramienta de punta fina para sacar la ranura de la SIM. Si quieres cambiar el código PIN de la tarjeta SIM, lee nuestra guía para cambiar el código PIN del Samsung Galaxy S9.

La técnica para insertar la tarjeta SIM en el Samsung Galaxy S9

Dependiendo del modelo de tu Samsung Galaxy S9, existen dos soluciones posibles para insertar la tarjeta SIM. Entonces, la técnica correcta debe ser una de las dos siguientes.

Metodología 1: inserte la tarjeta SIM desde el costado de su Samsung Galaxy S9

Para insertar la tarjeta SIM en el Samsung Galaxy S9, primero debe encontrar la ranura que se encuentra principalmente en el costado del teléfono inteligente. Es relativamente fácil de encontrar ya que suele haber un pequeño agujero al lado. Una vez que lo haya encontrado, deberá empujar un objeto afilado en el pequeño orificio junto a la ranura. Por ejemplo, se puede usar un clip para papel para hacer esto. Cuando el objeto entre en el orificio, el estante de la tarjeta SIM debería salir. A continuación, debe retirar la rejilla de la ranura. Todo lo que tiene que hacer es colocar la tarjeta SIM en este bastidor y volver a colocarla en el Samsung Galaxy S9. ¡Se acabó la operación!

Metodología 2: Inserte la tarjeta SIM desde la parte posterior del Samsung Galaxy S9

En caso de que el Samsung Galaxy S9 no tenga una ranura en el costado, significa que la ubicación de la SIM está detrás del teléfono inteligente. Entonces, el primer paso será quitar la cubierta en la parte posterior del Samsung Galaxy S9. Para hacer esto, simplemente desatorníllelo con la punta de los dedos. Cuando esté bien, probablemente verá aparecer la ubicación de la tarjeta SIM. A menudo sucede que la ubicación está debajo de la batería. En este caso, debe desmontar la batería. Ahora todo lo que tiene que hacer es insertar la tarjeta SIM en el Samsung Galaxy S9. Tenga cuidado de insertarlo correctamente en la dirección correcta, el lado dorado de la tarjeta debe permanecer hacia abajo. Vuelve a armar todo y ¡listo!

Los diferentes tipos de tarjetas SIM

Hay 3 tipos diferentes de tarjetas SIM. De hecho, estos tres géneros difieren en su tamaño. Entonces encontramos:

  • Tarjeta SIM: que es de tamaño estándar.
  • Tarjeta micro SIM: que es más pequeña que el tamaño estándar.
  • La tarjeta Nano SIM: que es particularmente pequeña. El chip ocupa casi toda la superficie.

En el improbable caso de que el Samsung Galaxy S9c no tenga la tarjeta SIM correcta, te alegrará saber que puedes solicitar otra a tu operador. También hay adaptadores que pueden resolver problemas de compatibilidad. Finalmente, si tiene una tarjeta SIM estándar, puede cortarla en una tarjeta Micro SIM o Nano SIM. Bajo tu propio riesgo.

Contenido relacionado: